martes, 13 de octubre de 2009

Un change que ni mi mother se lo believe.

Me cansé, se acabó, fuera, tira a tomar viento, no vuelvas en mi puta vida, come mierda y muere.

Esta sarta de palabras, improperios y expresiones son entre otras aquellas que, de poder volver atrás en el pasado, le dedicaría a mas de una persona o personajes que pulularon por mi vida. Por desgracia o por fortuna, las cosas son como son y fueron como fueron, no pueden ser cambiadas y a joderse o congratularse todo el mundo. No obstante, nuestro pasado influye directamente en lo que somos, cambiándonos de una manera o de otra. Así pues, desde aquí animo a todos los lectores a pronunciar bien alto estas palabras como si estuvierais brindando conmigo, pues hoy será el primer día en el que me pueda quedar bien agusto, y aseguro no será el último. Hoy dedico estas bien elegidas palabras, por orden de importancia, a:

Mi puta vagancia.
Mi yo pasado.
Los que os las merecéis, no hace falta decir nombres.

Y ya está, ¡Fin! ¡Fuegos artificiales! ¡Explosiones de confetti! ¡Bailemos! ¡Brindemos! ¡Osannah! ¡Ossanah! ¡Albricias y pan de Madagascar! ¡Montemos una fiesta! ¡Porque aún queda esperanza!




Ive gone through changes
Ive gone through pain
But theres not enough reason for me to go insane
I know the feeling, when it grows
Im in a rage up from my head down to my toes.

You know it aint easy
Running out of thrills
You know it aint easy
When you dont know what you want.

Rock now, rock the night
til early in the morning light
Rock now, rock the night
Youd better believe its right.



¡Basta! ¡Sansacabó! Los lectores merecen algún tipo de explicación a lo que parece ser una locura repentina. ¡A callar Joey he dicho!

Cambio, una sola palabra, pero más que suficiente como para trastocar todo. Mi vida, y especialmente de forma reciente, ha estado sometida a infinidad de cambios, y creo que finalmente he conseguido ubicarme. Vivo en Salamanca, estudio 1º de Periodismo, me gusta mi vida y todo va jodidamente bien, básicamente porque me he encargado de así sea. No puedo quejarme, me gusta el lugar donde vivo, me gusta mi tierra natal, la cual visitaré con regularidad. Me gusta levantarme cada mañana, aunque insulte al despertador con mi mayor repertorio de odio contenido. Me gusta mi residencia, aunque haya algún que otro capullo suelto. Me gusta mi facultad, aunque algunas clases sean soporíferas y tenga días de aguantar hasta nueve horas de teorías y prácticas. En definitiva, me gusta vivir, siempre me ha gustado, pero por primera vez siento que vivo mi propia vida, con sus putadas, sus dificultades y sus contratiempos, pero mía. Hacía tiempo que no me sentía con ganas de actualizar el blog, un blog que pensaba, ya no me representaba. Mahatma Ghandi fue un gran hombre, una de las mejores personas que la historia ha dado a conocer, pero no es ese el mensaje que quiero transmitir. El mensaje que REALMENTE quiero transmitir es el mio. ¿Cual es? Una persona no puede identificarse con el título de su blog, pero si con su contenido. Os presento un nuevo blog unido a un nuevo yo, el cual se ha propuesto como obligación actualizarlo como mínimo una vez por semana, aunque intentaré que sean dos.

En resumidas cuentas, gente, estoy de puta madre y me voy a dedicar a algo en mi vida que pide escribir toneladas de texto con claridad y efectividad, así que... ¿Que mejor modo de emplear lo que vaya aprendiendo en algo que me guste y me represente?

Desde Salamanca con amor, Meph: Veinteañero, maño y periodista. ¿Pasalgo?

Saludos.

3 comentarios:

will-o'-the-wisp dijo...

Mpeh <3

Ukio sensei dijo...

Tu blog aún sale con el título antíguo en la barra lateral del mío, no se que tendrás que actualizar para cambiar eso.

En fin, maño. Buen título, aunque me gusta más el subtítulo.

' ts[me] dijo...

Welcome to your real life :D
Es una putada olvidarse de pensar como tú lo haces ^^